¿QUÉ ES
MOLLY AND THE BONE?

Qué es Molly and the bone

Por su lealtad de la cola a la cabeza. Porque no habla, pero expresa todo. No exige nada, pero todo me lo da.

 

Porque nos entienden, y conversamos, aunque no respondan con el mismo lenguaje. Porque reconocen nuestra voz entre mil. Queremos a nuestras mascotas por la alegría desbordada con la que nos reciben cuando llegamos a la casa. Igual a la de nosotros... hemos esperado todo el día para verlos. Por sus ojos, que nos miran y nos hacen sentir importante. ¿Han visto la mirada de dos enamorados? Así. 

Queremos a nuestras mascotas porque el amor no entiende de especies. Porque tenerlos cerca nos puede dar rinitis, pero no importa. A veces huelen feo, a veces babean, y tampoco importa. Porque cuando estamos tristes, ellos solo apoyan su cabeza en nuestra pierna y ahí se quedan. Porque eso es suficiente y no necesito nada más. 

Los queremos porque nos obligan a salir, a caminar. Derechos, sobre sus cuatro patas, sacuden la cola, y a paso lento le gritan al mundo que aquí está ellos para protegernos. Porque nos sentimos orgullosos y custodiados. Le cantamos y le hablamos a media lengua, y aunque algunos vecinos nos miren raro, otros, los que tienen mascotas, nos entienden perfectamente. Por sus brincos cuando escuchan el tarro de galletas, esas galletas especiales difíciles de conseguir. Queremos a nuestras mascotas porque es una amistad mágica, con un alto grado de interés, en la que siempre esperan a cambio algo de comida. 

Porque quizás Molly, que no tiene raza definida y puede ser tu perro, el de tus papás, o el de tu amiga. Ellos, tan inteligentes, que saben que no podemos negarles nada. Y así como advierten el olor a comida a la hora del almuerzo, entienden que si nos sentamos en el escritorio es porque tenemos mucho trabajo, y encuentran un espacio junto a la silla para acompañarnos. Un ventanal cerrado, una malla, significa que no pueden pasar; el motor de un carro anuncia que vamos de paseo. La pijama, la cobija y el libro grueso significan que no hay más diversión, aparte de arruncharnos a descansar en la cama. 

Porque te sentiste identificado con este texto, o porque inmediatamente pensaste en esa amiga que tiene mascota…perro, gato, caballo, cacatúa, no importa la especie. Y la ama, y la contempla como a un hijo. Porque Molly and the Bone nace para compartir felicidad, para estrechar el vínculo entre el ser humano y la mascota. Porque ofrece un estilo de vida con diseños desarrollados localmente, atemporales, con una estética limpia. Cuidando cada detalle. Por salir de compras y encontrar algo lindo para ti, y para Molly. ¡Hay indulgencias que valen la pena! Porque nos gusta la compinchería y creemos en el apego, que surge cuando se está seguro de que el otro estará ahí incondicionalmente. Porque simplemente mi mascota se lo merece. 

Somos amigas y cada una tiene su Molly. Ahora somos socias en un proyecto que nace del amor que sentimos por nuestras mascotas. De una amistad, y eso hace que este sueño sea más emocionante. Porque nos complementamos y quisimos unir nuestras pasiones. Porque nos gusta pasar tiempo juntas y ahora queremos que esos encuentros se vuelvan algo más… algo como Molly and the Bone, donde entendemos por qué, entre amigos, todo es mejor. Gracias por creer en nosotras.